sábado, abril 12, 2008

EL PERIODISTA HONESTO


El periodista perfecciona y templa sus sentidos de los valores morales en el diario ejercicio de juzgar a los hombres y valorar los hechos.

Para el periodista honesto los contenidos de los mensajes deben mejorarse y orientarse adecuadamente, con seriedad y responsabilidad en la información, con respecto a la dignidad de las personas, evitando quedar entregado a la fuerza sugestiva de los estímulos tentadores y quedar dependiente de ellos.

El periodista, honesto a carta cabal, jamás apela a la pasión irracional, al oportunismo político, a las criticas con "propina" y las acciones innobles.